Mi 2017 en varios gráficos (I)

En primer lugar, he de decir que al comenzar 2017 no tenía intención de mirar hacia atrás y analizar ninguna estadística en particular, por tanto las siguientes estadísticas existen porque ya se estaba recopilando información para ello.

El sector bancario (al menos hablo de mi experiencia de vivir en el extranjero) facilita la descarga de todas las operaciones en formatos fáciles de consultar y editar. Este año he tratado de realizar todos los pagos, siempre que fuera posible, con tarjeta. Los pagos en efectivo están en declive y esta es una de las primeras conclusiones a la hora de de analizar datos desde enero:

 

Dinero en efectivo en declive

 

A pesar de que ni España ni Austria sean países propensos a pagar con tarjeta (87% y 85% de las transacciones, respectivamente, según el BCE), este año uno de los objetivos a nivel personal era abandonar las transacciones en efectivo y no perder el control de a dónde va a parar el dinero.

Por ello, a partir de marzo mi pareja y yo tomamos la decisión de pedir una tarjeta con mayor aceptación, online y offline, para complementar la tarjeta que ofrecen por defecto los bancos en Austria.


A partir de marzo de 2017 comenzamos a usar aún más la tarjeta y el dinero retirado en efectivo cae dramáticamente, toma un repunte en mayo y julio por haber viajado al extranjero, y de nuevo cae. El principio del fin del dinero en efectivo.

Asímismo, la cantidad retirada en efectivo se ha reducido a la mitad. Esto se debería a haber perdido la costumbre de «retirar dinero para el resto de la semana». El dinero en efectivo ahora se retira en muchos casos para ser usado en el mismo día.

 

El gasto en alimentación, una constante de 5€ por día por persona

 

No debería ser una sorpresa que el gasto en alimentación (supermercados, excluyendo comer y beber fuera de casa) sea una constante, pero sorprende en el momento que introduzco todas las transacciones previamente seleccionadas y se genera el gráfico. Una línea casi recta confirma la contabilidad mental cada vez que lleno la nevera de alimentos. 5€ por día y por persona, y como se puede apreciar, la mayoría de transacciones son pequeñas compras (lo que no tiene no disponer de coche y tratar de comer comida fresca en el día a día). Esto es lo que puede costar a alguien viviendo en un país extranjero, con un coste de vida mayor al de España.

 

Explosión en espacio en disco tomado por fotos/vídeos

 

Tras cambiar de cámara principal a finales de verano, el espacio que ocupan las fotos y vídeos se ha multiplicado y es probable que crezca mucho más a medida que grabe y edite vídeos en un futuro cercano. Encontrar espacio online y offline para almacenar esta información va a ser uno de los retos de 2018, y a la vez una oportunidad de ir a un sistema más seguro, redundante y edificiente de almacenamiento de datos.

Por suerte toda esta información tiene suficiente redundancia (1 copia local, 1 copia en otro país, 1 copia online), pero esto es cada vez más caro y complicado de implementar. Pronto será más de 1TB la cantidad de datos en las que una pérdida de datos es fatal: es fácil recuperar una copia de una película o concierto, pero no existe ninguna otra copias de tus fotos o vídeos, tú eres el único responsable de preservar la integridad de tu archivo personal.

La compañía Backbaze publicó en noviembre de 2013 que la mediana de supervivencia de sus discos duros era de 6 años.